Sinopsis

El mundo reducido a un jardín.
Y en él, fresas y trapecistas,
y lámparas, y globos, y flores, y…
joyas brillantes encerradas en cajitas;
diminutos tesoros que al abrirse regalan aire.

Aparecen y desaparecen.
Diminutos estados de felicidad;
píldoras absurdas que ofrecen alegría.
Y ternura y emoción. Y risa y diversión.

Paraíso soñado por todos.
O mejor: paraísos inventados a ritmo de vals
o incluso de silencios.

Gozosas piezas que traen recuerdos lejanos de otro paraíso:
El de El jardín de las Delicias

El Bosco inspira una alocada carrera hacia la imaginación
y ofrece su caos como punto de partida.
Con marionetas o con globos. Con papel o con jabón.

Como antes, todo sirve…
como siempre, todo baila…
como nunca, todo brilla
son Pequeños Paraísos

coproductores:

Cerrar X
Abrir  
Español | English
Aquí el contenido
x