¡No! ¡No se abre el telón al empezar!

Antes, hay que “construir” el escenario. Y llenarlo de cojines. Y colocar al bailarín. E iluminarlo todo.

Y entonces y sólo entonces, el escenario cobra vida, suspendido.

Para jugar a la “gallinita ciega”. O para entrecruzar gomas y participar en un antiguo videojuego. Para saltar sobre el sofá, o descubrir cisnes buscando su lago. Para seguir a perros bailarines que escuchan gatos o llenarse la cabeza de aire. Para provocar fuegos artificiales o danzar todos juntos.

Play es una fiesta sin respiro que contagia alegría, alienta la sonrisa y comparte diversión.

Y el telón, esta vez, tampoco baja.

Porque la fiesta continúa después.

coproductores:

colaboradores:

Cerrar X
Abrir  
Español | English
Aquí el contenido
x